El viaje sonoro es una experiencia sensorial a través de la voz  y instrumentos de distintas culturas (cuenco tibetano, tambor, flauta lakota, sánsula..) donde se invita a los participantes a recostarse en el suelo con los ojos cerrados  para abrirse a una escucha más plena y a un estado de relajación y conexión con uno mismo.

Se cantarán cantos de varias tradiciones y en lenguas antiguas (lakota, sefardí, yoruba, árabe, hebreo..), cantos de composición propia y canto improvisado creando así distintas texturas, colores y ambientes sonoros. 

Dirigido a TODAS las personas con ganas de disfrutar de una sesión que te hará vibrar y sentir.